Masajes si, pero más intimos

En una tarde después del entrenamiento la chica tiene molestias y llama a su masajista particular, un tío maduro que siempre la dejaba húmeda, pero en esta ocasión no se va quedar con las ganas, lo va a poner tan cachondo que no va a resistir mas y se la va a follar bien duro, al fin y al cabo es lo que ella estaba buscando.